Programas Provinciales

LEISHMANIASIS PROGRAMA PROVINCIAL

Ver Imagen

Ver Imagen

Ver Imagen

Introducción

Los 72.066 Km2 del territorio de la Provincia de Formosa, ubicados en el NEA, son recorridos en su eje mayor en un tiempo promedio mínimo de 6,30 Hs y el menor en 3 Hs aproximadamente
La provincia cuenta con 486.559 habitantes.
Esta población está caracterizada por una diversidad cultural, producto de la conservación de la lengua natal, historias y tradiciones, aportados al imaginario popular por los diferentes grupos (aborígenes y pertenecientes a las diversas corrientes migratorias que fueron poblando la provincia), al integrarse a la comunidad y que los diferencia en la manera de percibir, priorizar y resolver sus problemas.
Concentra el 67,8% de sus habitantes en zonas urbanas (principalmente en el este provincial), con mayor densidad poblacional en la Capital (46 Hab/ Km2 donde se reúne el 38% de la población activa de la provincia).

El problema

En este contexto la situación de la Leishmaniasis en Formosa, una de las nueve provincia del área endémica de la Argentina, no está suficientemente dimensionada y aspectos relacionados al agente etiológico - ambiente - vector - huésped, permanecen aún desconocidos.

Pudiéndose observar

Se revela un aumento notable de casos de la forma cutánea en los últimos años. Los 22 primeros casos fueron denunciados en 1985. La década siguiente muestra una casi constante de bajos registros por año. Los casos ascienden en 1996, con acmé (117 casos) en el 2.002. Existe gran dispersión de afectados en 8 de los 9 departamentos provinciales, con focalizaciones en diferentes departamentos y localidades según año: Departamento Laishi (localidad Laishi en1.985), Patiño (localidad Las Lomitas en 2.002) y nuevamente Laishi (Localidades Tatané y Herradura en 2.003).
Se aprecian cambios en el comportamiento: al principio afecta a varones mayores de 20 años y paulatinamente aparecen afectados de ambos sexos y todas las edades, sugiriendo, como nuevos lugares de transmisión áreas urbanas e intradomiciliarias.
Además, en nuestra provincia, es posible el escenario de riesgo potencial de transmisión o presencia de casos importados de la forma visceral, si se tiene en cuenta: a) el actual incremento de la transmisión de leishmaniasis visceral canina y en humanos en la República del Paraguay, registrando 1 caso en el 2.000, 2 en 2.001, 4 en 2002, 9 en 2003 y 41 al 10 de mayo de 2.004, principalmente en la localidad fronteriza de Lambaré; b) el tráfico intenso de personas y animales desde Asunción a la provincia, por motivos sociales y comerciales, c) la característica de pertenencia de la provincia de Formosa al área endémica, y, d) que en una de las jurisdicciones provinciales de la región, Misiones, se capturaron ejemplares de Lutzomyia longipalpis, transmisor de la L. chagasi, agente etiológico de la leishmaniasis visceral américana.

En el marco de esta realidad, se torna necesario alcanzar los siguientes objetivos
  • Implementar un sistema sensible y sustentable para detectar casos en el transcurso de 18 meses
  • Realizar un estudio sobre saberes, percepciones y creencias populares sobre la leishamniasis en un período de 8 meses
  • Instalar la problemática en la población, mediante un sistema de comunicación social activo, basado en los resultados de la consulta popular sobre la leshmaniasis, en el período de 18 meses,
  • Capacitar al equipo de salud del 80% de los Distritos Sanitarios, en el término de 18 meses.
  • Disminuir un 80% el grado de discrepancia de la información recopilada en los tres niveles de agregación en 18 meses,
  • Garantizar el diagnóstico diferencial, desde el examen parasitológico e inmunológico instalado a nivel de 21 laboratorios locales, al aislamiento y caracterización parasitaria a nivel referencial en el período de 18 meses.
  • Dimensionar adecuadamente el problema y detectar casos con potencial desarrollo de lesiones recidivantes en el transcurso de 8 meses,
  • Implementar la vigilancia y control entomológico en los próximos 18 meses en áreas, históricamente, endémicas.
  • Este programa provincial de Leishmaniasis implementará las acciones que permitan:

    A - Organizar el sistema de vigilancia y control, capacitar al equipo de salud, mejorar el sistema de información y garantizar el diagnóstico diferencial de laboratorio. Se recurrirá a las siguientes estrategias

    I - Capacitación dirigida al recurso humano del Sistema de Salud Público y privado.
    Implementación del trabajo solidario y coordinado entre los subsistemas de salud privados y los distintos niveles de complejidad que componen la red sanitaria pública provincial de referencia y contrarreferencia, para que a partir de signos y síntomas sospechosos, se proceda a la consulta médica, a toma de muestra, al diagnóstico laboratorial local.

    II -  Diseño y puesta en funcionamiento de la red de laboratorios para el diagnóstico de Leishmaniasis en la provincia, que garantice una asistencia eficaz, eficiente y equitativa, a partir del marco jurídico provincial de adhesión a la estrategia de Atención Primaria de la Salud.

    III - Coordinación y normatización de la Vigilancia Canina, con el Consejo de Veterinarios de la Provincia, en las siguientes situaciones:

    Población canina local con riesgo epidemiológico

    • Detección sistemática de todo canino con sintomatología compatible con leishmaniasis visceral y reporte al Consejo y al Programa:
    • Datos del dueño, registros fotográficos, datos del animal
    • Examen y descripción física, palpación de ganglios poplíteos
    • Estudios laboratoriales
    • Muestra serológica
    • Cultivo de punción - aspirado de ganglio
    • Hemocultivo
    • Xenodiagnóstico
    • Muestra de sangre para PCR
    • Sacrificio del animal confirmado positivo
    • Conducta en áreas de frontera con riesgo epidemiológico:
    • Control sistemático de circulación y transporte de canes con dueños
    • Sacrificios de animales sintomáticos sin dueños
    • Población canina local sin riesgo epidemiológico:
    • Difusión e información masiva a la población sobre contenidos, riesgos y prevención de la leishmaniasis visceral
    • Vigilancia permanente sobre la población canina local. (detección de sintomáticos)

    IV - Vigilancia y Control Vectorial, elaborando indicadores adecuados que midan:

    • El relevamiento entomológico de áreas endémicas, con procedimientos técnicos confiables.
    • Evaluación períodica de acciones de control y vigilancia convenientemente normatizados

    V - Coordinación de acciones simultáneas con las provincias de la región y el Paraguay, para capacitación e intercambio de información y experiencias, a través de reuniones conjuntas semestrales

    B - Investigar para

    I - Conocer saberes, percepciones y creencias populares sobre la leishamniasis que tienen los habitantes de Formosa, mediante el uso de formulario de preguntas con respuestas cerrada, prediseñado y piloteado.
    II - Dimensionar adecuadamente el problema y detectar casos con potencial desarrollo de lesiones recidivantes, recurriendo al diseño adecuado e implementación de un estudio inmunoseroepidemiológico basado en la estrategia de APS.

    C - Instalar la leishmaniasis, como problemática ecosistémica, en la comunidad

    I - Capacitación dirigida a la Comunidad, tratando:

    • Que la población tome conocimiento, se concientice, se comprometa y participe, como sujeto activo, construyendo, a partir del conocimiento sobre lo que la gente sabe, piensa y cree de la enfermedad, factores que, tenidos en cuenta, permitián lograr mayor efectividad en las acciones de promoción.
    • Que los actores sociales participen, efectivamente, otorgándole continuidad a la vigilancia y sustentabilidad al control de la transmisión.