18 de Agosto de 2018 · 10:55 AM · T: Cº · H: 100.0 estado del tiempo

Acciones Implementadas

El Comando Superior de esta Institución considera que teniendo en cuenta los profundos cambios políticos, económicos y sociales ocurridos en los últimos años en nuestro país y la provincia, hace necesario adecuar la Política Institucional a este moderno desafío. El actual panorama resulta tan diferente, que es impensable encontrar respuestas adecuadas a partir de antiguas estructuras o estrategias que, por otra parte comienzan a evidenciar síntomas inequívocos de agotamiento e ineficiencia.

Que la función policial no es la simple aplicación de la Ley sino que debe reflejarse en un contacto directo con la comunidad a la cual pertenece, para ello deben implementarse sistemas de acercamiento, según las características de cada vecindario, con la participación de todos (políticos, vecinos, entidades intermedias) con la finalidad de averiguar cuales son los temas que preocupan, para identificar y resolver los problemas de la gente.

Así, se establece muchas veces que no siempre el delito es el interés prioritario de la comunidad, para ello, el contacto debe ser directo, personalizado, para lograr una aproximación real con los problemas de las personas.

Debe primar como filosofía de trabajo, una concientización del importante rol que cumplimos en la sociedad, instaurar un modo distinto de pensar, transmitiendo el conocimiento a los efectivos que somos funcionarios públicos, agentes para el bien común, se debe trabajar juntos con los ciudadanos sin que la Policía sea temida sino respetada. Es necesario adaptarse a los cambios y tomar conciencia de los problemas actuales de la comunidad.

La gente ya no aprueba al Policía violento, enérgico, inflexible, hoy es preferible negociar, no responder con violencia, como una condición indispensable para alcanzar la paz y la tranquilidad en el vecindario. La consecuencia inmediata y negativa es el temor de la gente al accionar policial y ello impulsa a reclamar por el derecho del delincuente, victimizándolo. El esfuerzo debe concentrarse en combatir los miedos y la inseguridad en la población, es un objetivo esencial en la función policial, sin descuidar la protección de las personas.

El Policía debe detectar los problemas de la gente, para ello tiene que mantener un nivel óptimo de comunicación, dejando de lado respuestas como por ejemplo "no es mi función". A la sociedad no le alcanza la sola presencia de los funcionarios policiales, deben sentir que sus necesidades son atendidas.

Atendiendo a la crisis que atraviesa la provincia y la nación, no existen nuevos recursos financieros para destinar a la función policial no obstante la predisposición del gobierno provincial, por tanto, si no se logra el apoyo de la comunidad para combatir al delito, la Policía resultará desbordada en todos los órdenes. Es así que debe apuntalar los recursos internos que son aquellos que conforman las estructuras, organismos y servicios de la institución para el cumplimiento de la función, elevando el espíritu humano de sus componentes para poder obtener resultados satisfactorios en beneficio de la comunidad como destinataria de los esfuerzos y el servicio.

También se preparará al hombre policía, para una actuación profesional en ejercicio de la función, respetando en todo momento los derechos y garantías consagrados en la Constitución Nacional y Provincial, en los Tratados y Pactos Internacionales incorporados a la Carta Magna.

Consecuente con los principios expresados, el Comando Superior de la Policía , ha implementado para el transcurso del presente año un cronograma de trabajo planificado y sistematizado basado en la prevención, en las áreas superiores de la conducción para que sirva como orientación de ejecución y posteriormente establecer un programa conjunto hasta el mínimo servicio policial adecuado a la realidad y disponibilidades con una continuidad y perfeccionamiento, hasta llegar a una evolución de eficiencia, eficacia y efectividad en el ejercicio de la función policial y lograr, a través de ello, consolidar la imagen y el prestigio de la institución y de los hombres que la integran.

El Comando Superior de la Institución siguiendo los lineamientos del órgano político de la cual depende es conciente que para el cumplimiento de estos objetivos se requieren un gran esfuerzo, espíritu solidario y por sobre todas las cosas sacrificio, agudeza en las iniciativas y creatividad para el servicio; pero conociendo al Policía Formoseño que se destaca por sus virtudes, fortaleza y capacidad, atributos que permiten definir el PERFÍL DEL POLICÍA FORMOSEÑO que sin duda, con sólidos principios, contenidos e ideales comunes brindarán a la sociedad una rápida respuesta.