22 de Octubre de 2017 · 11:25 PM · T: Cº · H: 100.0 estado del tiempo

Guías y Manuales del emigrante

Fue abundante la existencia en Italia de los manuales o guías, durante la época de la emigración masiva hacia la Argentina. Estos textos estaban organizados como "consejos" para quienes se decidían dejar el país. Eran esfuerzos de editoriales o de organismos estatales, asistenciales o religiosos o de empresas que lucraban con la emigración.

Las guías eran expuestas a la venta, en algunos casos, o eran distribuidas gratuitamente, en otros. Según Diego Amus las guías más antiguas señalaban el mito de "hacer la américa". Las de 1870 expresaban que la Argentina era la "tierra prometida" con la posibilidad de alcanzar fáciles fortunas. Posteriormente este reflejo de felicidad que ofrecían los manuales se fue apagando, la fortuna ya no era tan fácil.A fines del siglo XIX explicaban las desventajas que podía producir un viaje a la América. A principio de este siglo, esas publicaciones manifestaban que en la Argentina no se vivía como grandes señores, pero sí satisfactoriamente.

  • a
  • a
  • a

El autor mencionado explica que en las guías de la época del Centenario ofrecían trabajos rurales en los Territorios Nacionales. Dice Armus que el lenguaje de estos textos:

"Delata una sugestiva desfiguración en la que el típico perfil de los protagonistas de la etapa colonizadora se hace confuso y pierde precisión. Quedan así dibujados los rasgos dominantes de un singular reemplazo; el verdadero colono, que podría reeditar como pionero en el Chaco o en la Patagonia la historia que décadas atrás había forjado en ciertas zonas de Santa Fe y de Córdoba, se disuelve en una sumaria descripción de los personajes presentes en los contratos de mediería o en la figura del bracero que transita el Litoral pampeano. Las dificultades que dominan en la colonización de los Territorios Nacionales servirían entonces de excusa para que la guía se ocupara más de la realidad, que de la ilusión, para que centre sus consejos, en la zona del cereal".

El "Manual del emigrante italiano", editado en 1913, instruye sobre la obtención del pasaporte y los pasajes de viaje, cómo debe el campesino prepara la partida, el embarque, la despedida del pueblo, la vida en el barco, las comidas; hace recomendaciones sobre el estudio del castellano, la higiene, el desembarco, el hotel de inmigrantes, las leyes argentinas, los hábitos de los porteños, la producción argentina y el trabajo, etc.

Sobre la posibilidad de un recién llegado para obtener lotes, la guía respondía que la probabilidad crecía en la medida que llegara a los Territorios, todavía casi deshabitados. El gobierno argentino se esforzaba por crear nuevas colonias, pero esa preocupación todavía no había dado buenos resultados. Luego comenta:

"Se estableció que ciertas zonas designadas por Ministerio de Agricultura, existentes en los territorios de Misiones, Chaco y Formosa, al Norte de la república, serían declaradas ?productoras de grano', indicándolas como campos de segura colonización".