Actualidad: Obras

 

Fuente: Subsecretaría de Comunicación Social

Exponen sobre la realidad del comportamiento del Pilcomayo.

El coordinador ejecutivo de la Unidad Provincial Coordinadora del Agua, UPCA, ingeniero Horacio Zambón, se refirió a la realidad acerca del comportamiento del errático río Pilcomayo en la cuenca inferior.


11-10-2012 Guardar Imprimir compartir
El funcionario se expresó tras la situación de emergencia creada por el no ingreso de las aguas a territorio formoseño, con las implicancias ambientales, sociales y económicas que ello generó y tranquilizó al señalar que, finalmente, el problema se resolvió con la construcción del canal Las Torres por localizarse al norte del departamento Ramón Lista, en la cercanías de las dos torres metálicas que fueron construidas por el Instituto Geográfico Militar cuando trabajó en la definición de los límites bilaterales.
Cuenta Zambón que el ciclo hidrológico 2011-2012 iniciado a mediados de diciembre del año pasado en la cuenca del río Pilcomayo -Bolivia, Paraguay y Argentina- mostró sus particularidades en el área de partición de las aguas entre el Paraguay y la Argentina, en la denominada "zona de los canales", al norte de María Cristina, Santa Teresa, San Miguel y Campo del Hacha.
Consigna que ello ocurrió en correspondencia con los incrementos de caudales líquidos y la enorme cantidad de sedimentos que anualmente en cada ciclo de crecidas del río, se hacen presentes en la cuenca inferior como resultado de los procesos de aportes en la alta cuenca y su capacidad de conducción durante las crecidas.
Explica el titular de la UPCA que los efectos de la carga sólida del río y las condiciones de buena conducción hidráulica del canal paraguayo, presentaron hacia fines de marzo último una situación crítica en lo que serían los meses de aguas bajas, marcando ya una tendencia que demostraba el no ingreso de las aguas hacia el territorio formoseño.
"Con la última crecida generada en la cuenca en el mes de Abril, se plasmaría la situación que mostrara los últimos tres ciclos hidrológicos, esto es que el Canal Farías no reciba las aguas del río y por ende tampoco la serie de canales que se continúan y permiten conducir el agua hacia el interior de la Provincia, dando alimentación al gran humedal que es el Bañado La Estrella", precisa.
Admitió que el panorama que se presentaba ante las puertas del inicio del otoño era de un déficit hídrico en pleno Trópico de Capricornio, en el cual el componente hídrico pasa a ser clave para todo tipo de emprendimientos productivos, entre los cuales se destacan los de una fuerte cultura y tradición ganadera extensiva, pero sin dejar de atender el necesario abastecimiento a fuentes de agua para las poblaciones ribereñas es el aspecto principal a considerar, como así también la necesidad de mantener los componentes de los procesos ecológicos esenciales activos en un ambiente en plena Región Chaqueña.
Ante la situación planteada, confió que se conjugaron varios factores a considerar, desde los estrictamente técnicos, para lo cual desde las esferas específicas técnicas con que dispone el Ministerio de Planificación, Inversión, Obras y Servicios Públicos, se procedió a un relevamiento topográfico del sector de los canales de reparto y tramo del cauce del río Pilcomayo por el cual dejaba de escurrir el caudal.
Reconoce que esta valiosa información técnica de terreno fue el ingrediente para que equipos de profesionales de la provincia, conjuntamente con la participación del área de Recursos Hídricos de Nación, plasmasen un documento técnico para presentar alternativas de soluciones en el menor tiempo útil disponible, de tal manera de permitir el ingreso de caudales hacia Formosa.

En la mesa fluvial

Relata Zambón que para tal fin, y dado el carácter internacional del curso fluvial, dicho documento técnico fue puesto a conocimiento y tratamiento en lo que se denominó la "Mesa Fluvial" en el ámbito de la Comisión Binacional Administradora de la Cuenca Inferior del Rio Pilcomayo (Paraguay y Argentina), durante una reunión que se realizara en esta ciudad los días 5 y 6 de junio, que mereció el total acuerdo en dicho ámbito y que sirvió de base del acuerdo entre los respectivos delegados de ambos países, específicamente funcionarios de las cancillerías de Paraguay y Argentina.
Como otro factor, menciona la reciente incorporación al parque de maquinarias con que cuenta la provincia de una flamante excavadora anfibia, destacando la importancia de contar con este tipo de maquinarias, que permite conjugar los trabajos de movimientos de suelos necesarios para la ejecución de obras hidráulicas con máquinas tradicionales, permitiendo la ejecución de trabajos de remoción y excavación en aquellos sitios en los cuales es imposible realizarlos con equipos tradicionales.
"El restante factor es la participación de las comunidades locales, para lo cual en una primera instancia se procedió a dar explicación de los trabajos a encarar para lograr el objetivo hídrico perseguido, reunión que se realizó en el mismo lugar de emprender las acciones hidráulicas, teniendo telón de fondo al cauce del río Pilcomayo", puntualiza.
Reveló que en dicha reunión se escucharon las inquietudes y opiniones de los referentes de las comunidades locales, dando el apoyo a las acciones que consideraron de urgente realización, en especial por el corto tiempo útil con el cual se dispone, antes del inicio del período natural de crecidas del nuevo ciclo hidrológico a mediados del mes de diciembre próximo.

Canal Las Torres

Recuerda el ingeniero Zambón que durante los meses de invierno, se procedió dar inicio a las tareas de excavación del canal de 2050 m de longitud, de sección trapezoidal, con 10 metros de ancho de solera y taludes 1:1, tarea de canalización que se conjugó con una limpieza de sedimentos dentro del cauce del río Pilcomayo hasta el Canal Farías, de tal manera de conjugar un sistema de escurrimiento natural de las aguas.
Precisa que el 13 de septiembre las acciones técnicas de canalización habían culminado, restando solamente el empalme de éste con el cauce, hecho que con los primeros rayos de sol de aquella mañana, se permitía el ingreso de un importante caudal de agua, el que fue rellenado los bolsones y bajos que a su paso encontraba, con el beneplácito de los lugareños asentados en las márgenes de las canalizaciones y correderas fluviales.
"Esta obra fue bautizada Canal "Las Torres", en atención a estar su traza situada en las inmediaciones de las dos torres metálicas que permanecen en dicha zona y que fueran construidas por el IGM, Instituto Geográfico Militar, estoicas observadoras de la dinámica fluvial de este errático río", concluye.