recursos hídricos

El sistema hídrico formoseño forma parte de la Cuenca del Río de Plata y presenta características muy particulares Los tres ríos más importantes de la provincia de Formosa, constituyen sus límites naturales: Pilcomayo, Bermejo y Paraguay.

La mitad oriental de la provincia está surcada por riachos y arroyos de escasa importancia que discurren de Oeste a Este, casi paralelos entre sí; son temporarios de bajo caudal y sus albardones altos, sumados a la baja pendiente del terreno, impiden el libre drenaje y encauzamiento de las aguas, lo que da origen a grandes esteros y lagunas en las zonas más bajas, digamos de carácter permanente, como los esteros Bellaco y Gallego. En general, todos presentan escasa o nula conexión con los sistemas de ríos, drenando por sus partes centrales, desarrollando sistemas de cañadas, cárcavas (arroyos Cucú y Formosa) y cursos con albardones, anchos y de poca profundidad (Riachos Mbiguá y Lindo).

Existen también meandros y cauces abandonados, que permiten la formación de ríos de carácter irregular y temporario, y los denominados "madrejones" o "pozos", que son acumulaciones permanentes de agua que cobran vital importancia, en las épocas de sequías prolongadas. Estos madrejones son en realidad parte de los cauces abandonados o ríos muertos, pertenecientes tanto al Sistema del Río Pilcomayo como al del Río Bermejo, o a otros sistemas fluviales ya fenecidos; entre los más característicos podemos mencionar al "Madrejón de Las Lomitas", al "Pozo de Maza", "Pozo del Quebracho" y los madrejones formados en las áreas de antiguos derrames del Río Pilcomayo Superior, entre Fortín Nuevo Pilcomayo y Salto del Palmar.

 

Río Pilcomayo: El Río Pilcomayo, que se considera como límite argentino-paraguayo, tiene dirección Noroeste - Sureste (NW - SE).

El Pilcomayo Superior (sector comprendido entre Villa Montes en Bolivia, hasta aguas arriba de la localidad de María Cristina) es un río maduro que escurre por una planicie aluvial joven, formada por sedimentos poco consolidados que han sido depositados y retransportados. Ello produce el desborde del río y la sobreelevación permanente de su lecho por la deposición de los sedimentos transportados. Una nueva creciente produce las roturas de las márgenes del río y el agua escurre entonces por un nuevo curso y así, año tras año, numerosos bañados, esteros y lagunas, así como diversos cauces, han desaparecido como consecuencia de la renovación y acumulación de sedimentos.

Se produce además, un continuo retroceso hacia el Noreste, ya que el cauce obstruido queda definitivamente inutilizado. Cada vez es mayor el volumen de agua que se vuelca en territorio argentino, desapareciendo el río como curso superficial encauzado. Aguas debajo de la localidad de María Cristina el cauce del Río Pilcomayo se encuentra totalmente colmatado y cubierto de vegetación, es un recorrido de más de 300 km.

Las aguas que desbordan a la altura de dicha localidad, escurren a través del Bañado La Estrella y luego de recorrer unos 200 km., se encauzan en los riachos El Salado y El Porteño principalmente, y en los riachos Tatú Piré y Monte Lindo, cuando la magnitud de las aguas del Río Pilcomayo que ingresan en territorio argentino son suficientes para alimentar a estos cursos.

El Río Pilcomayo Inferior nace a la altura de la localidad paraguaya de General Delgado; difiere totalmente del Pilcomayo Superior y no tiene conexión física con él; posee un cauce bien definido, menor caudal y es mucho más estable, acarrea escasos sedimentos y drena únicamente las aguas de escorrentía, producto de las lluvias de verano en su cuenca de aporte, así como las aguas freáticas.

 

Río Bermejo

Constituye el límite Sur natural de la Provincia de Formosa (y desagua en el Río Paraguay), desplazándose de NNO a SSE. Hasta Fortín Lavalle, el río no recibe prácticamente aportes laterales significativos; hacia aguas abajo tiene aportes periódicos de algunos ríos y arroyos (Dobagán, Bellago) e incluso de esteros (principalmente el Bellaco).
El Río Bermejo desarrolla grandes meandros y su recorrido es muy sinuoso; desemboca en el Río Paraguay con un ancho de unos 170 metros, presentando aquí barrancas bajas y sumergibles.
Río Teuquito: Dentro del área de influencia del Río Bermejo, merece una mención especial el Río Teuquito; este curso corre paralelo al del Bermejo ya desde la provincia de Salta y se alimenta con sus desbordes. Al entrar en la provincia de Formosa sigue con su curso paralelo al Bermejo para abrirse luego de éste y volcar sus aguas en la Laguna Yema.

 

Río Paraguay

El Río Paraguay nace en territorio brasileño, corriendo de Norte a Sur (en rumbo general), hasta volcar sus aguas en el Río Paraná, algo arriba de la ciudad de Corrientes; el tramo que constituye el límite Este de la provincia de Formosa, corresponde entonces a la zona de su desembocadura.
Se encuentra bordeado por una franja (cuyo ancho máximo es de aproximadamente 10 km.), que presentan formas ahusadas y de meandros; el divagar del río en su planicie aluvial o de inundación, origina un relieve peculiar, con presencia de albardones semilunares. Se originan así dos tipos de lagunas: cuerpos de aguas estancadas en las partes bajas, entre los albardones y grandes lagunas en antiguos cursos del Río Paraguay hoy abandonados (estrangulamiento de meandros, captaciones, etc).

 

Riachos Interiores:

Se los puede subdividir en 3 grupos:

  • Los directamente influenciados por los derrames del Río Pilcomayo Superior;
  • Los influenciados por el río Bermejo;
  • Los riachos intermedios del Este de Formosa.

Dentro del primer grupo, los más significativos son los riachos Porteño, Salado, Pavao, Tatú piré y Monte Lindo. Reciben el aporte de los desbordes del Río Pilcomayo Superior, que fluyen por una serie de lagunas y bañados, conocidos como Bañado la Estrella , donde el escurrimiento se realiza en forma lenta y con una gran sedimentación de los materiales acarreados en suspensión.

Riacho Porteño: Nace a la altura de la Ruta Pcial. Nº 28, en un paleocauce que se aproxima a la zona de influencia del Bañado La Estrella , pero no llega a ser cargado por éste. Las obras de canalización efectuadas conectando la laguna La Salada al porteño, permiten encauzar los desbordes del Río Pilcomayo, en este riacho. Podemos decir entonces, que es aquí donde se inicia El Porteño, con un cauce bien definido, ya que además de captar los citados desbordes, recibe los aportes de las precipitaciones pluviales; su longitud aproximada es de 350 km., formando numerosos meandros en todo su recurrido, con albardones en ambos márgenes.

Arroyo Tatú Pire: Nace al noreste de la Laguna Yema y luego de recorrer 250 km., desemboca en el riacho Monte Lindo Grande. Su curso es meandroso, suave en sus nacientes y con meandros muy marcados e irregulares en las cercanías de su desembocadura.

Riacho Monte Lindo Chico: Tiene sus nacientes en la laguna Ñaconte Guazú y recorre 160 km. hacia el Este hasta desembocar en el Riacho Monte Lindo Grande. Su curso es sinuoso e irregular, con inflexiones bruscas y meandros muy deformados.

Riacho Monte Lindo Grande: Nace en las proximidades de Pozo del Tigre y se extiende con una longitud de 300 km., desembocando en el Río Paraguay. Desde su confluencia con el Tatú Piré hasta su desembocadura se lo conoce con el nombre de Monto Lindo. Se escurre con meandros irregulares, entre barrancas o albardones pocos desembocados. En sus márgenes se ha desarrollado una frondosa vegetación arbórea. El grupo de riachos influenciados por el Río Bermejo está integrado por los ríos Teuquito, Dobagán y Alazán.

Riachos Dobagán y Alazán: Tienen un recorrido paralelo al del Río Bermejo; son probablemente antiguos cauces de las crecidas de gran magnitud. Poseen cauces encajonados, relativamente estrechos y rodeados de albardones, que mueren en el Río Bermejo.

Rio Teuquito: Cuando este curso ingresa a la Provincia de Formosa, lo hace en forma paralela al Río Bermejo, y se alimenta de sus desbordes; luego, se aleja del mismo y vuelca sus aguas en la Laguna Yema. En sus crecidas excepcionales, estas aguas prosiguieron su marcha hacia el Este, cortando rutas hasta derramarse y distribuirse por diversos cauces preexistentes. Entre los riachos intermedios se pueden mencionar los siguientes: He-He, Inglés, Pilagás, Timbó Porá; además de un conjunto de pequeños arroyos o riachos que desembocan en el Río Paraguay y hacen que esta subcuenca sea la de mayor densidad de cursos fluviales de la provincia.

Riacho He He: Nace en las proximidades de la localidad de Tres Lagunas y luego de recorrer aproximadamente 200 km., desemboca en el Río Paraguay. En las proximidades de su desembocadura, se le suman las del arroyo Salvación.

Riacho Pilaga: Nace en la laguna Salada o Pedrosa, llevando sus aguas al Río Paraguay. Tiene una extensión de 210 km.; es meandroso, con rasgos de senectud y valles muy anchos. Sus principales aportes provienen de las precipitaciones.

Timbo Pora: Tienen sus orígenes en el Estero Apazú-Zú, a la altura de la localidad de la Primavera ; desemboca en el Río Paraguay luego de recorrer 65 km. aproximadamente. Recibe como principal aporte el de las precipitaciones.

Formosa: Nace en los esteros Nutria y Triángulo, con escasos 37 km. de longitud, hasta desembocar en el Río Paraguay. Es meandroso en sus tramos medio e inferior. Los Ríos Pilcomayo y Bermejo tienen un régimen de crecidas estivales, ya que se producen por los deshielos en la Alta Cuenca de cada uno de ellos. Por lo tanto, los máximos caudales se producen en el período que va desde Noviembre a Marzo, manteniéndose el resto del año con valores medios o mínimos de caudales.